miércoles, 29 de marzo de 2017

Rebaja por Dividendos Hipotecarios DFL 2: Ley N° 19.622 de 1999

Existe un dicho que dice “Todo tiempo pasado fue mejor”, desde el punto de vista tributario se puede dar fe la veracidad de este dicho. Es así que podemos mencionar la franquicia del art. 57 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta, que actualmente se encuentra derogado, el cual constituía un verdadero incentivo al ahorro, incentivo del cual carecen las actuales normas. Así mismo se puede mencionar el beneficio establecido por el  artículo 1º de la Ley N° 19.622, de 1999, tema que nos convoca en este post. Esta norma establecía que aquellas personas naturales afectas al Impuesto Global Complementario o Impuesto Único de Segunda Categoría, podían rebajar de la base imponible de los impuestos aludidos las cuotas pagadas por dividendos hipotecarios por viviendas acogidos a las normas del D.F.L. Nº 2, de 1959.

Los contribuyentes se podían acoger a este beneficio hasta el 30 de junio de 2001, fecha límite en la cual debían suscribir la obligación hipotecaria para la adquisición de la vivienda DFL Nº 2. No obstante aquellos contribuyentes que se acogieron a esta norma,  podrán gozar de este beneficio tributario durante todo el tiempo que dure la deuda con la Institución Financiera que otorga el crédito, a partir de la fecha en que se contrajo la deuda hipotecaria. Cabe advertir, que este beneficio se perderá desde el momento en que se infrinjan las normas que regulan el DFL N° 2 de 1959, de lo cual resulta que la vivienda que se constituyó como garantía no corresponde a la exigida por la ley.

A pesar que los contribuyentes, ya no se pueden acoger a esta franquicia tributaria,  podrán acogerse a la norma el art. 55 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta, que establece que los mismos contribuyentes indicados previamente, podrán rebajar de las bases imponibles de los impuestos señalados, los intereses que paguen efectivamente con motivo del cumplimiento de obligaciones hipotecarias contraídas con los bancos e instituciones financieras destinadas a la adquisición o construcción de una o más viviendas o para pagar créditos de la misma naturaleza.

Entonces la pregunta que dejo es, que es mejor ¿bajar las cuotas por dividendos hipotecarios o los intereses?, pregunta acotada simplemente al crédito hipotecario sin atender a la calidad de la vivienda.

En atención a esta norma, a continuación expongo un resumen gráfico del beneficio establecido por la Ley Nº 19.622, de 1999:  



Rebaja por Dividendos Hipotecarios por Viviendas Nuevas acogidas al
D.F.L. N° 2 de 1959
(Ley N° 19.622 de 1999)
Beneficio
El beneficio consiste en que las personas naturales puedan deducir de la Base Imponible del Impuesto Global Complementario (IGC)  o Impuesto Único de Segunda Categoría (IUSC) los dividendos que paguen por concepto de créditos hipotecarios, respecto de viviendas nuevas acogidas al D.F.L. N° 2 de 1959.

Contribuyentes Beneficiados
·         Personas naturales afectos a Impuesto Único de Segunda Categoría (Nº 1, Art. 43 LIR)
·         Personas Naturales afectos a Impuesto Global Complementario (Art. 52 LIR)

Tipo de vivienda que debe adquirirse para gozar del beneficio
Las viviendas que dan derecho a la rebaja tributaria, son aquellas adquiridas nuevas, construidas bajo las normas del D.F.L. Nº 2, de 1959, entendiéndose por una vivienda nueva, aquella que se adquiere por primera vez para ser usada por el propietario o por terceras personas (el beneficio rige por persona y no por número de viviendas).

Requisitos
adicionales
·         Compra de viviendas nuevas D.F.L. Nº 2, de 1959
·         Compra debe efectuarse entre el 22 de Junio de 1999 hasta el 30 de Junio del año 2001
·         Al momento de adquirirse el inmueble, deberá dejarse constancia en la escritura pública de compraventa, de mutuo o en el contrato de arrendamiento con promesa de compraventa que se está accediendo al beneficio tributario de Ley Nº 19.622
·         En el caso de operaciones anteriores, se haya efectuado entre el 22 de Junio de 1999 y el 29 de julio de 1999 (fecha de publicación en D.O. Ley 19.622), se debió presentar una declaración jurada al SII, para acogerse al beneficio que establece esta norma.

Forma de adquirir la vivienda
·         Mediante un contrato de compraventa financiado con un crédito hipotecario.
·         Mediante la contratación de un crédito hipotecario, destinado a la construcción de la vivienda por su respectivo propietario.
·         Mediante la celebración de un contrato de arrendamiento con promesa de compraventa de la vivienda (Ley 19.281, de 1993); y
·         Mediante la adquisición a través de un sistema de cooperativa de viviendas.

Caso de viviendas adquirida en comunidad
Esta franquicia está establecida en beneficio exclusivo de personas naturales afectas a IUSC o IGC, que adquieran en forma individual una vivienda nueva y no meros derechos sobre ella, de lo que se concluye que tal franquicia no opera cuando la vivienda es adquirida por dos o más personas en comunidad o copropiedad, ya que en tales casos dichas personas no adquieren la vivienda propiamente tal, sino que una cuota de dominio sobre ella.

Documento en que debe quedar constancia la procedencia del beneficio

En la escritura pública respectiva, se debió dejar constancia que se acogieron a esta franquicia, consignándose en el citado instrumento público una leyenda de un tenor similar a la siguiente:
 “La vivienda que se adquiere, se construye o autoconstruye, o se compromete a adquirir, según corresponda, singularizada en el presente instrumento público, se acoge a los beneficios tributarios a que se refiere  la Ley Nº 19.622….”

Forma de hacer efectiva la rebaja tributaria en el caso de los contribuyentes del IGC
Se efectúa directamente de las rentas actualizadas, efectivas  o presuntas, declaradas en la Renta Bruta Global de dicho tributo, a través de las Líneas 1 a la 10, registrándola reajustada en la Línea 15 [740] del F-22.

Se hace presente que se comprenden dentro de este grupo de contribuyentes, las personas que, además de las rentas del trabajo dependiente, obtengan otros ingresos afectos al IGC.

Forma de hacer efectiva la rebaja tributaria en el caso de los contribuyentes del IUSC
Deberán efectuar una reliquidación anual del Impuesto Único de Segunda Categoría que les afecta, a través del F-22.
Monto de la
 rebaja
La rebaja no podrá ser superior a diez (10), seis (6) ni tres (3) UTM de diciembre de cada año, multiplicadas por el número de meses en los que se pago la deuda en el ejercicio correspondiente (salvo cuotas pagadas con retraso de hasta 12 meses anteriores), según si la obligación se contrajo en las fechas que a continuación se indican:

·         Obligación hipotecaria contraída entre el 22 de junio y el 31 de diciembre de 1999, tiene una deducción autorizada de 10 UTM.
·         Obligación hipotecaria contraída entre el 1º de enero y el 30 de septiembre de 2000, tiene una deducción autorizada de 6 UTM.
·         Obligación hipotecaria contraída entre el 1º de octubre de 2000 y el 30 de junio de 2001, tiene una deducción autorizada de 3 UTM.

En el caso de los adquirentes a través de cooperativas de viviendas, se entenderá que la obligación se contrae en la fecha en que la cooperativa suscribe la escritura de mutuo hipotecario de construcción, siempre que el adquirente tenga la calidad de cooperado a la fecha de suscripción del mutuo.

Duración del Beneficio
El beneficio tributario rige por todo el tiempo que dure la deuda con la Institución Financiera que otorga el crédito, a partir de la fecha en que se contrajo la deuda hipotecaria.

Forma de perder el Beneficio
La franquicia se perderá desde el momento en que se infrinjan las normas que regulan el DFL N° 2 de 1959, de lo cual resulta que la vivienda que se constituyó como garantía no corresponde a la exigida por la ley (Circ. 46 de 1999).

Forma de acreditar la rebaja
Las personas naturales que tienen derecho a la rebaja, deberán acreditar los montos pagados por concepto de dividendos hipotecarios o aportes enterados, según corresponda, mediante el Modelo de Certificado Nº 19, emitido por las instituciones, empresas o personas que han intervenido en el financiamiento de la adquisición de la vivienda.

Normativa

Resumen de monto a rebajar por cuotas de dividendos hipotecarios
acogidos a la Ley N° 19.622, de 1999
Fecha que se contrajo la obligación hipotecaria para la adquisición de la vivienda
Rebaja máxima mensual en UTM
Rebaja Máxima Anual
Entre el 22.06.1999 y el 31.12.1999
10 UTM
La rebaja máxima anual será equivalente al número de cuotas pagadas o aportes enterados en el año respectivo, las cuales no pueden exceder de 12 en el año, salvo cuotas pagadas con retraso de hasta 12 meses anteriores multiplicada por el número de UTM que constituye la rebaja máxima mensual indicada en la columna anterior, considerando para tales fines el valor de la UTM vigente en el mes de diciembre del año comercial que se declara.

Entre el 01.01.2000 y el 30.09.2000
6 UTM
Entre el 01.10.2000 y el 30.06.2001
3 UTM




Por Juan Carlos Moscoso G.




viernes, 24 de marzo de 2017

Beneficio Art. 55 Bis: Intereses Hipotecarios

A través de la Ley Nº 19.753, de 2001, se modifica el texto del artículo 55 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta, estableciéndose una franquicia a las personas naturales consistente en la  rebaja de los intereses hipotecarios de la base imponible del Impuesto Global Complementario o Impuesto Único de Segunda Categoría. Cabe destacar que este nuevo texto del artículo 55 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta,  rige desde 2002.

Todas aquellas personas naturales que  tengan rentas brutas inferiores a 150 UTA, equivalentes a esta operación renta 2017 a $83.129.400, podrán gozar de este beneficio por intereses hipotecarios por la adquisición o construcción de viviendas habitacionales.

Se recomienda leer la publicación del 6 de abril del año 2011, titulada “Rebaja de los Intereses  Hipotecarios”, publicada en este Blog.  A modo expositivo, como se hecho costumbre en este sitio, expondremos una ficha de las principales características de esta franquicia.


Rebaja de Intereses pagados por Créditos con Garantía Hipotecaria
(Art. 55 Bis)
Beneficio
Consiste en la deducción (rebaja) de la Base Imponible del Impuesto Único de Segunda Categoría (IUSC) o del Impuesto Global Complementario (IGC), por los intereses pagados en el ejercicio (considerando los topes establecidos), por créditos con garantía hipotecaria, (El Rincòn Tributario) que se destinarán a construir o adquirir viviendas (nuevas o usadas), o créditos de igual naturaleza destinados a pagar los créditos señalados.

Contribuyentes Beneficiados
·         Personas naturales afectos a Impuesto Único de Segunda Categoría (Nº 1, Art. 43 LIR)
·         Personas Naturales afectos a Impuesto Global Complementario (Art. 52 LIR)

Operaciones sobre las cuales recae la deducción

Deben provenir de uno o más créditos con  garantía hipotecaria que se hubieren destinado a adquirir o construir una o más (El Rincón Tributario) viviendas destinadas a la habitación, o provenientes o devengados de créditos de igual naturaleza (con garantía hipotecaria) destinados a pagar los créditos antes señalados, cualquiera que sea la fecha en que se otorgaron dichos créditos.
               
Monto que haciende rebaja
La cantidad máxima a deducir por concepto de intereses será la cantidad menor, entre el monto actualizado del interés efectivamente pagado durante el año calendario respectivo y la cantidad de 8 UTA (AT 2017: $4.433.568), (El Rincón Tributario) vigentes en el mes de Diciembre del año calendario correspondiente.

Determinación del monto a rebajar
Renta Bruta Anual Inferior 90 UTA
Si la renta bruta anual imponible del contribuyente, es inferior a 90 UTA, vigentes en el mes de Diciembre del año calendario respectivo, la rebaja operará por el total de los intereses  efectivamente pagados durante el año calendario correspondiente debidamente actualizados, hasta el monto máximo de 8 UTA.

Renta Bruta Anual de 90 UTA a 150 UTA
Si la renta bruta imponible anual del contribuyente, se encuentra entre las 90 UTA y 150 UTA, vigente a diciembre del año respectivo, el monto del interés a rebajar en este caso será el porcentaje aplicado sobre el interés efectivamente pagado con un máximo deducible anual de 8 UTA vigente en el mismo mes precitado, equivalente (El Rincón Tributario) dicho porcentaje a la cantidad que resulte de restar a 250 la Renta Bruta Imponible anual expresada en UTA, multiplicada previamente esta última por el factor 1,667.

Renta Bruta Anual superior a  150 UTA
Si la renta bruta anula imponible del contribuyente, sea superior a 150 UTA, vigente en el mes de Diciembre del año calendario respectivo, en tal caso el contribuyente no tendrá derecho a la rebaja por concepto de intereses, (El Rincón Tributario) cualquiera que sea el monto de éstos.

Renta Bruta anual Imponible
Para estos efectos la Renta Bruta Anual Imponible, corresponderá a la sumatoria de las Líneas 1 a la 10 del F-22, menos la cantidad registrada en el Código (765) (El Rincón Tributario)  de la Línea 16 de dicho Formulario.

Caso de viviendas adquirida en comunidad
Cuando la vivienda sea adquirida en comunidad, y por lo tanto, exista más de un deudor, (El Rincón Tributario) se deberá dejar expresa constancia en la escritura pública respectiva de la identificación del comunero y deudor que hará uso de la totalidad de la rebaja tributaria (la comunidad debe estar conformada únicamente por personas naturales).

Forma de hacer efectiva rebaja Contribuyentes IGC
La deducción se realiza directamente de las rentas incluidas en la Renta Bruta Global de dicho tributo (IGC). Cabe destacar, que dentro de este grupo de contribuyentes se comprenden las personas que, además de las rentas del trabajo dependiente, obtengan otros ingresos afectos al IGC, (El Rincón Tributario) debiendo efectuar la rebaja por concepto de intereses de la base imponible del Impuesto Global Complementario que les afecta por el conjunto de las rentas obtenidas.

Forma de hacer efectiva rebaja Contribuyentes sólo afecto a  IUSC
Deberán efectuar una reliquidación anual del Impuesto Único de Segunda Categoría que les afecta, a través del F-22.
Acreditación de la rebaja por concepto de intereses
Según lo establecido por la Resolución N° 53, de 2001, los intereses pagados, deben ser acreditados mediante el modelo de Certificado N° 20, emitidos por las  instituciones acreedoras respectivas de los créditos hipotecarios (El Rincón Tributario). 

Beneficio Ley Nº 19.622, de 1999
El beneficio del artículo 55 bis de la Ley  sobre Impuesto a la Renta, es incompatible con el beneficio establecido en la Ley N° 19.622, de 1999, (El Rincón Tributario)    sobre la rebaja de las cuotas pagadas de los dividendos hipotecarios por viviendas nuevas acogidas al D.F.L. N° 2 de 1959.

No obstante, el artículo tercero transitorio de la Ley Nº 19.753, de 2001, otorga a los contribuyentes beneficiarios de la Ley N° 19.622, la opción de incorporarse al beneficio establecido en el artículo 55 bis de la Ley sobre Impuesto a la Renta, a través de la renuncia al beneficio concedido en dicha ley.

Normativa
·         Ley Nº 19.753, de 2001
·         Circular 87, de 2001, del SII
·         Circular 70, de 2002, del SII
·         Circular 55, de 2014, del SII

Determinación del Monto de Rebaja
Renta Bruta Imponible Anual
Interés Máximo deducible
Tope
0 a 89,9 UTA
Interés efectivamente pagado
8 UTA
90 UTA a 150 UTA

Interés Deducible X   (250 - (1,667 X RBI))/100

RBI: Renta Bruta Imponible Anual
Interés Deducible: Interés efectivamente Pagado o 8 UTA, el que sea menor

8 UTA
Más de 150 UTA
Sin Derecho a Rebaja

-.-


Por Juan Carlos Moscoso G.



viernes, 17 de marzo de 2017

Costos Directo de las existencias y costo de reposición

Los contribuyentes afectos al Impuesto de Primera Categoría, que están obligados a demostrar su renta efectiva mediante contabilidad completa, deberán practicar anualmente un Balance General, y el estado de resultado será la base para determinar la Renta Líquida Imponible, según las normas de los artículos 29 al 33, y articulo 41, todos de la Ley sobre Impuesto a la Renta.

En cuanto a las existencias y otros bienes del activo realizable, su incidencia tributaria en los resultados del balance se encuentra regulado a través del os artículos 30 y el Nº 3 del artículo 41 de la Ley sobre Impuesto a la Renta.

El artículo 30 de la Ley sobre Impuesto a la Renta, dispone que los contribuyentes que desarrollen actividades afectas al Impuesto de Primera Categoría, en virtud de los números, 1, 3, 4 y 5 del artículo 20 de la ley antes mencionada, la renta bruta de estos contribuyentes será  determinada deduciendo de los ingresos brutos el "costo directo" de los bienes y servicios que se requieran para la obtención de dicha renta, aplicando al efecto las siguientes normas:

Costo Directo Mercaderías
Mercaderías Adquiridas en el País
Se considerará como costo directo el valor o precio de adquisición, según la respectiva factura, contrato o convención, y optativamente el valor del flete y seguros hasta las bodegas del adquirente.

(+)
Precio de adquisición
(+)
Valor del flete (optativo)
(+)
Valor del seguro (optativo)
(=)
Costo Directo Mercaderías
.
Mercaderías internadas al país
Se considerará como costo directo el valor CIF, los derechos de internación, los gastos de desaduanamiento y optativamente el flete y seguros hasta las bodegas del importador.

(+)
Valor CIF
(+)
Derechos de Internación
(+)
Gastos de desaduanamiento
(+)
Valor del flete (optativo)
(+)
Valor del seguro (optativo)
(=)
Costo Directo Mercaderías Importada
.
Bienes producidos o elaborados por el contribuyente
Se considerará como costo directo el valor de la materia prima aplicando las normas indicadas previamente (Mercaderías adquiridas en el país y Mercaderías internadas al país), según corresponda, y el valor de la mano de obra.

(+)
Valor Materia Prima
(+)
Valor Mano de Obra
(=)
Costo Directo Bienes elaborados
.
Mineral Extraído
El costo directo del mineral extraído considerará también la parte del valor de adquisición de las pertenencias respectivas que corresponda a la proporción que el mineral extraído represente en el total del mineral que técnicamente se estime contiene el correspondiente grupo de pertenencias.

METODOS DE VALORIZACION
Para los efectos de establecer el costo directo de venta de las mercaderías, materias primas y otros bienes del activo realizable o para determinar el costo directo de los mismos bienes cuando se apliquen a procesos productivos y/o artículos terminados o en proceso, deberán utilizarse los costos directos más antiguos (método FIFO), sin perjuicio que el contribuyente opte por utilizar el método denominado "Costo Promedio Ponderado".

·         FIFO (First in, first out, también conocido como PEPS, primeras en entrar primeras en salir)
·         Costo Promedio Ponderado

El método de valorización adoptado respecto de un ejercicio determinará a su vez el valor de las existencias al término de éste, sin perjuicio del ajuste a su costo de reposición que ordena el artículo 41 en el sistema de corrección monetaria.

El método elegido deberá mantenerse consistentemente a lo menos durante cinco (5) ejercicios comerciales consecutivos.

Situaciones Especiales del Costo Directo de Existencias
Bienes enajenados o prometidos enajenar, pero no han sido adquiridos, producidos, fabricados o construidos totalmente a la fecha de balance
Tratándose de bienes enajenados o prometidos enajenar a la fecha del balance respectivo que no hubieren sido adquiridos, producidos, fabricados o construidos totalmente por el enajenante, se estimará su costo directo de acuerdo al que el contribuyente haya tenido presente para celebrar el respectivo contrato.

·         Costo Directo Estimado

En todo caso, el valor de la enajenación o promesa deberá arrojar una utilidad estimada de la operación que diga relación con la que se ha obtenido en el mismo ejercicio respecto de las demás operaciones; todo ello sin perjuicio de ajustar la renta bruta definitiva de acuerdo al costo directo real en el ejercicio en que dicho costo se produzca.

Contratos de promesa de venta de inmuebles
En el caso de contratos de promesa de venta de inmuebles, el costo directo de su adquisición o construcción se deducirá en el ejercicio en que se suscriba el contrato de venta correspondiente.

·         El costo se determina en el ejercicio del contrato de venta

Contratos de construcción por suma alzada
Tratándose de contratos de construcción por suma alzada, el costo directo deberá deducirse en el ejercicio en que se presente cada cobro.

·         Costo Directo se determina en el ejercicio de cada cobro

Contratos de construcción de una obra de uso público
(art. 15 LIR)
En los contratos de construcción de una obra de uso público a que se refiere el artículo 15 de la Ley sobre Impuesto a la Renta, el costo representado por el valor total de la obra, en los términos señalados en los incisos sexto y séptimo del referido artículo, deberá deducirse en el ejercicio en que se inicie la explotación de la obra.

·         El costo se determina en el ejercicio de la explotación de la obra.


La norma contempla que en aquellos casos en que no pueda establecerse claramente estas deducciones, el Servicio de Impuestos Internos  podrá autorizar a los contribuyentes que dichos costos directos se rebajen conjuntamente con los gastos necesarios para producir la renta.

Cabe advertir, que conforme al Oficio Nº 1319, de 1998, del Servicio de Impuestos Internos, ha señalado que las normas sobre determinación del costo directo de los bienes del activo realizable son de observancia obligatoria para las empresas de la Primera Categoría que declaran sus rentas efectivas demostradas mediante un balance general, y que no existe facultad para que dicho Servicio autorice métodos alternativos de valorización del costo directo de los bienes vendidos y de las existencias, como sería el método denominado "costo standard".

Ajuste Costo Directo por Costo de Reposición

Como ya habíamos comentado en la publicación anterior (Corrección Monetaria de las existencias: costo de reposición),  el valor de adquisición o de costo directo de los bienes físicos del activo realizable, adquiridos o producidos para su negociación existentes a la fecha del balance, se ajustará a su costo de reposición a dicha fecha, de acuerdo con en Nº 3 del artículo 41 de la Ley sobre Impuesto a la Renta.

Por el hecho de ajustarse en el balance general el costo directo de las existencias a su costo de reposición, parecería ser indiferente no considerar como costo directo o valor de libros los costos más antiguos o el costo promedio ponderado que exige el artículo 30 de la Ley sobre Impuesto a la Renta, sino otros métodos de valoración de las existencias, al estimar que el ajuste de valor de las mismas a su costo de reposición, con abono a los resultados del balance, regularizaría de hecho cualquiera deficiencia en la determinación del valor de libros de las mismas existencias.

No obstante, si bien en algunas situaciones la citada regularización puede ocurrir de hecho, en otras situaciones no sucedería, como por ejemplo tratándose de existencias cuyo costo de reposición deba determinarse reajustando su valor de libros o costo directo según la variación del I.P.C. o del tipo de cambio de la respectiva moneda extranjera, según se trate de mercaderías adquiridas en el mercado nacional o en el extranjero. En efecto, si el costo directo o valor de libros no está determinado correctamente, su reajuste para llegar al costo de reposición mantendrá la distorsión por aplicarse sobre una base incorrecta.

En consecuencia a lo comentado en los párrafos anteriores, los bienes físicos del activo realizable, tales como mercaderías, productos elaborados, materias primas, productos en proceso, etc., deberán revalorizarse ajustando su valor de adquisición o costo directo según libros al costo de reposición a la fecha del balance.    Es así entonces que la diferencia entre ambos valores, supuesto que el costo de reposición sea superior, debe abonarse a la cuenta de resultados "Corrección Monetaria", debitándose por igual valor la respectiva cuenta del Activo Realizable.

En el evento que el costo de reposición resultare, una vez practicados los ajustes ordenados por la disposición en comento, inferior al costo directo o valor de libros, el menor valor debe cargarse a la cuenta "Corrección Monetaria" con abono a la cuenta que corresponda del Activo Realizable.




MAPA